¿Cuándo acudir a un Prestamista Particular?


prestamista particularLos prestamistas particulares, como su propio nombre indica, son personas normales y corrientes que tienen un capital ahorrado y quieren darle una rentabilidad mediante el préstamo. No son por lo tanto grandes empresas con fondos suficientes como para no preocuparse por posibles impagos. Esto supone una ventaja y un inconveniente. Por un lado el dinero que se puede conseguir es más accesible que el bancario pero es más caro al venir de inversores particulares.

Esto convierte al capital privado o los prestamistas particulares en fuentes de financiación alternativas y de urgencia. Su concesión no se demora más de 72 horas y tan sólo es necesario aportar una propiedad como garantía de la operación. La seguridad de estos préstamos la aportan las empresas de intermediación que se encargan de formalizar los trámites legales a cambio de una comisión.

¿Es seguro un prestamista particular?

Asegurese que el prestamista privado tenga esta actividad regulada por el Ministerio de Consumo. De esta manera el préstamista está ejerciendo una actividad legal y está cobrando gran importancia tras el estallido de la crisis y el cierre del crédito bancario.